Río Grande descendió, pero con la frente bien alta y dejando todo.

0
221

Después de la participación de nuestra selección en Comodoro, ahora vendrá el tiempo para los análisis. El combinado de Marcelo Barrientos, llego con un equipo que en su mayoría eran debutantes, enfrento y complico al campeón y subcampeón, y de no ser por los tres inexplicables y descensos la historia sería otra. Ushuaia fue y volvió, ahora le tocara a Río Grande. (Selección de Río Grande 2012)

Río Grande descendió, pero con la frente bien alta y dejando todo.
Muchas cosas para el análisis dejo la participación de la selección de Río Grande en el Nacional A, más buenas que malas sin duda.

Para comenzar, la llegada de Río Grande a Comodoro. El gran trabajo de la Federación Fueguina de Futsal y los clubes, que gracias al aporte de cada uno de ellos, los seleccionados de nuestra ciudad, mayores, juveniles, tienen pelotas, elementos para los entrenamientos, dos juegos nuevos de CAMISETAS, con logos de la federación, confederación y el estampado de RIO GRANDE en la espalda, con sus respectivos buzos, camperas y pantalones identificatorios. Es la primera vez en la historia de este deporte, donde hubo muchos dirigentes, varios de ellos con mucha experiencia y “nombre” que pasaron sin pena ni gloria.

La selección no tuvo ningún aporte económico de los entes gubernamentales, ni para el viaje ni la estadía. Tampoco de los lugares donde trabajan los jugadores, que negaron la posibilidad que nuestros atletas (todos amateurs) estén presentes representando a nuestra cuidad.

También y como hace mucho tiempo no pasaba, el viaje estaba asegurado con mucho tiempo de anticipación junto a la estadía, incluso el elenco riograndense llego dos días antes a la ciudad de  Comodoro Rivadavia. El único, problema que se presento fue del lado deportivo, con las bajas de muchos de los jugadores convocados por Marcelo Barrientos, que por razones laborales no pudieron estar presentes. Pero, esa historia quedó escrita y los jugadores que si pudieron viajar, nos dejaron con la tranquilidad que la materia prima está.

EL TORNEO
Sin duda lo mejor del Futsal de la Confederación se dio cita en Comodoro, muchos jugadores de la selección Argentina, con mucha experiencia en torneos nacionales e internacionales. En la fase clasificatoria, Río Grande integro la zona A, junto al local y poderoso elenco de Comodoro Rivadavia (campeón) Mar del Plata (subcampeón) y Formosa, animador siempre de este tipo de torneo.

Río Grande vs Mar del Plata: Durísimo partido, Río Grande lo ganaba 2 a 0, complicando a los marplatenses cada vez que atacaba. Hasta que de un error, y u tiro libre sin barrera Mar del Plata empato el partido cuando faltaba un minuto para cerrar la primera etapa y lo perdió en la segunda parte por un penal. Fue 3 a 2, ante el subcampeón, partido que Río Grande mereció algo más.

Comodoro vs Río Grande: Río Grande, comenzó ganando el encuentro ante los locales. Comodoro espero bien cerrado en su campo y se dedico a contragolpear, de esa manera se puso al frente por 2 a 1, y en el minuto final, de un error, en el armado de una barrera llego el 3 a 1. En la segunda etapa, Río Grande siempre propuso en la ofensiva, Comodoro espero en su campo y el desnivel, de otro contragolpe, llegó pasados los 12 minutos. El resultado fue 8 a 3, una diferencia exagerada por lo que fue el desarrollo del partido.

Río Grande vs Formosa: Ya sin chances de clasificar, enfrento a Formosa, Marcelo Barrientos puso a muchos juveniles para que sepan lo que es jugar un nacional. Como en los partidos anteriores, Río Grande comenzó ganando 2 a 0, pero los errores fueron apareciendo y cada vez que se equivoco la selección de Barrientos, lo pagó muy caro. Formosa no fue la excepción y dio vuelta el resultado,  pero el partido termino con un apretado 8 a 6.

LA PERMANENCIA
Un duro cuadrangular fue el de la permanencia, que de manera inexplicable, y quizás al ser la primera edición de esta nueva modalidad de torneos, se revea el tema de los descensos. De los 4 equipos que la disputaban, 3 descendían, tema que se hablo al comenzar el torneo.

El cuadrangular se jugó todos contra todos y el primero, únicamente, seguiría manteniendo la categoría. Río Grande, con algunos golpeados en su plantel, empato con Formosa 3 a 3, en la primera fecha, resultado que habla de por si lo que fue el partido.

En la segunda fecha, le ganó a Caleta Olivia por 4 a 2, en otro encuentro donde el elenco de Río Grande jugó en un gran nivel, pero la gran diferencia que Formosa le sacó, al otro elenco formoseño, de Ibarreta por 10 a 3, dejo al seleccionado del norte del país con una gran ventaja sobre los tres equipos restantes. Río Grande debía ganar en la última jornada y esperar una manito de Caleta Olivia, mano que nunca llego.

La ultima fecha, Río Grande se enfrento a Ibarreta, los nervios al saber que debía, no solo ganar, sino, también golear y esperar el partido entre Caleta Olivia y Formosa que jugaban después, se hicieron sentir en los 10 minutos iniciales, Ibarreta se puso 4 a 0. Río Grande, se tranquilizo, y comenzó asediar la valla formoseña, innumerable situaciones tuvo Río Grande, siete tiros en los palos en la primera mitad, mas la enorme actuación del arquero impidieron que Río Grande pueda convertir y achicar la diferencia de gol. La primera etapa finalizo 4 a 2. En la segunda, la historia se repitió, la pelota no quiso entrar, nuevamente, los palos y el arquero se encargaban de ahogar los gritos riograndenses. Los goles llegaban en cuenta gotas y Pablo Guereta, que tuvo un torneo excelente (también debutante) se jugaba la vida y el físico en cada intervención. Hasta que faltando dos minutos, Río Grande empato el partido 4 a 4, y lo dio vuelta a 27 segundos del final, el objetivo se cumplió, se ganó, y la selección de Marcelo Barrientos quedo primero en la zona, esperando una manito de Caleta, Formosa debía perder o empatar para que Río Grande quede puntero. Sin embargo, Formosa goleo 7 a 2, a un Caleta Olivia, que jugó de manera displicente.

TABLA FINAL EN LA ZONA PERMANENCIA

Río Grande perdió la categoría, pero con la tranquilidad que dejó todo en la cancha y fue un duro rival para todos. La convivencia mostró un grupo muy unido, fuerte, donde la diferencia de edad entre los más chicos con los más grandes no se notó.

También observamos la buena conexión y el respeto de los jugadores con el cuerpo técnico y especialmente con Marcelo “Pache” Barrientos, que mostró una cara que no conocíamos del técnico de la selección (también debutante en ese cargo). Pache, aconsejo todo el tiempo a sus jugadores, charlo mucho e hizo hincapié en “Que aprovechen este torneo, para aprender, ellos como jugadores y el como Dt”. El viaje de vuelta a Río Grande, fue en cordialidad total, con muchas bromas y anécdotas. Si bien, la permanencia no se logro, pero se estuvo muy cerca.

El resultado y el análisis por todo lo expresado, ha sido muy positivo. Quedamos con tranquilidad, que una nueva etapa, en cuanto a selecciones, esta naciendo y como toda etapa nueva, el trabajo y el compromiso serán fundamentales, y si se continúa con el trabajo como se encaro, nuestra selección volverá al primer plano nacional muy pronto.

Río Grande no participaba en dos nacionales seguidos (2010 y 2012), hace muchísimos años. Por suerte ahora tenemos una generación de dirigentes, técnicos, preparadores físicos que demostraron que están a la altura de las circunstancias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here